¿La facturación electrónica reemplaza la POS?

 Una factura es el soporte de una transacción en la cual se encuentra toda la información de la transacción realizada como lo es la fecha, los datos del emisor, el IVA y el valor de la transacción que se realizó.

Actualmente existen cuatro diferentes tipos de facturación, sin embargo las más usadas son, la electrónica, que se realiza por medio de un software que garantiza las condiciones que debe cumplir toda facturación y la POS, con la cual se considera el tiquete de la máquina registradora como factura teniendo en cuenta que este fue generado por medio de un software aprobado por la DIAN.

Ahora, la mayoría de las empresas están obligadas a tener la resolución de facturación electrónica. Sin embargo, esto no significa que tengan la obligación de realizar todas sus facturas usando la resolución de facturación electrónica. De acuerdo a lo estipulado, aquellas empresas que deseen continuar realizando su facturación por medio de la resolución de factura POS pueden seguir haciéndolo a menos de que el cliente indique lo contrario. En ese caso el dueño del negocio se encuentra en la obligación de entregar la facturación elegida por el cliente.

¿Cómo saber si su empresa entra dentro del grupo en el que es obligatorio este tipo de facturación?

Anteriormente se mencionó que una gran mayoría de las empresas actualmente están obligadas a facturar por medio de la resolución de facturación electrónica. Con esto puede surgir la duda de si su empresa se encuentra dentro de las que tienen que acoger esta modalidad de facturación por obligación o no.

En muchos casos muchas empresas deciden no implementar la modalidad de facturación electrónica debido a que implica asumir los gastos del software e integraciones especiales que este tipo de facturación necesita para funcionar correctamente. Sobre esto, aquellos que no deseen pagar estas integraciones de software requeridos para la facturación electrónica pueden integrar el software que ofrece la DIAN de manera gratuita. Finalmente, se debe entender que la resolución de facturación POS no desapareció, sino que la resolución de facturación electrónica la tienen que implementar las empresas que la DIAN decide, por medio de decretos y según actividades económicas. Las demás empresas u organizaciones que no entran dentro de los grupos que se mencionan en estos decretos no tienen la obligación de adoptar este tipo de facturación a menos que los clientes lo indiquen.